Iniciando un camino… agujeros en el tiempo

Llevo un mes sin escribir una entrada en el blog. He intentado varias veces incluir algún post, pero compromisos, el tiempo, las dudas, las cosas que pasan no me han dejado seguir caminando por este mundo de bits lanzados al mundo. Todas las circunstancias que han impedido continuidad en el blog me han dado mucho que pensar.

Agujero en el tiempo 1: la gestión del tiempo

Una persona que inicia una reestructuración personal y profesional, un cambio de vida casi radical, va ha tener problemas para gestionar su tiempo de forma inmediata. Lo intentas una y otra vez, pero se cruzan cosas, y no realizas otras por falta de convencimiento sobre lo que estás haciendo es lo correcto. Se impone un horario y disciplina para ejecutarlo. El calendario ya lo tengo.

Agujero en el tiempo 2: optimización de tareas

Optimizar sería el siguiente paso. Soy un coñazo de tío, doy mil vueltas a todo buscando su mejor cara, su mejor puesta en escena. Este carácter requiere tiempo, lujo que no me permite llegar a todas las cosas que me gustaría hacer al cabo de un día. Ejemplo, una entrada en el blog. Escribir un post me llevaba una media de 2-3 horas para su preparación: elección, documentación, redacción… Imposible seguir una línea de 500 palabras con vídeos e imágenes. Imposible así llegar bien a todo lo demás. Propuesta: reducir a 200-300 palabras máximo.

agujero en el tiempo 3: optimización de ideas

Hace algo más de 2 meses, cuando decidí empezar a escribir este blog, una de las cosas que más me preocupaban era los temas sobre los que iba a hablar. ¿sobre qué he de hablar? ¿qué puedo decir que sea de interés? Respuestas: no se sabe, y poco o nada. ¿Quién soy yo para decir nada? ¿Y por qué no iba yo a decir lo que me de la gana? He intentado hablar sobre lugares en los que estoy con frecuencia: Málaga (la ciudad donde vivo), Sevilla (la ciudad donde vive la chica que amo), sitios que visito (a esto no he llegado con claridad), astronomía y ciencia, música, exposiciones, literatura…  Me dije a mi mismo, hazlo bien, y escribí sobre algunos de estos temas, para ir probando me dije. Tras un primer mes aceptable (abril), este pasado mes de Mayo me he hundido en un montón de agujeros en el tiempo sin poder desarrollar las entradas que me propuse al principio. En Mayo, solo he escrito 2 post. No puede ser, si no puedo hablar de cosas que me interesen por falta de tiempo, he de hablar de mi. Conclusión, diversificar temas e ideas, incluyéndome más a mi mismo. A partir de ahora, habrá bonitos artículos sobre la revolución de los claveles, si, pero también más paranoia, más introspectiva y más microbloging, pero sin llegar a los 140 caracteres de twitter, tranquilos. O si, ya veremos.

conclusiones

Organizarse, si, ya lo sé. Exigirme menos a mi mismo. No intentar llegar a todo, que llegar a todo es imposible. Pero sobre todo no abandonar, seguir. Seguir hasta saber donde llega esto, hasta saber dónde llego yo. Aquí es inevitable preguntarse ¿pero seguir de cualquier modo? La respuesta es si, de cualquier modo, ir probando hasta encontrar el camino correcto. Todo esfuerzo solo tiene una clave que termine en la satisfacción: la constancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: