Hubble, la mirada que va más allá del cielo

El Telescopio Espacial Hubble ha cumplido 18 años de observación y de importantes descubrimientos sobre el enigmático y bello orbe celeste que está mucho más allá de nuestra diminuta presencia aquí, en este pequeño rincón del universo que es nuestro Planeta Tierra.

Hubble fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 con la aspiración conjunta de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA) para conseguir un conocimiento que el ser humano lleva anhelando desde que pudo alzar su mirada al cielo y entender que todo lo que allí arriba se veía, influía directa y absolutamente en todo lo que somos y nos rodea.

Telescopio espacial Hubble

De los 4 grandes observatorios telescópicos puestos en marcha por la NASA: el Hubble, el Compton, el Chandra, el Spitzer-, el telescopio Hubble es el único que está situado por encima de la atmósfera, en una órbita circular alrededor de la Tierra a 593 km sobre el nivel del mar, con un periodo orbital entre 96 y 97 minutos. El hecho de estar sobre la atmósfera ha supuesto una gran ventaja, evitando los inconvenientes que generan diversos tipos de turbulencia atmosférica como la radiación electromagnética, las nubes, o la contaminación lumínica que generan nuestras ciudades.

El telescopio Hubble costó unos 2.000 millones de dólares -en 1.990- dando como resultado un hito tecnológico de 13,2 metros de longitud, 4,2 metros de diámetro y 11 toneladas de peso, que ha aportado al mundo científico y a la historia de la humanidad, numerosa e importante información: descubrir galaxias situadas a 13.000.000.000 de años-luz, haciendo visibles las primeras galaxias que se formaron en el universo; generar el primer mapa de Plutón o de un asteroide; haber detectado Helio en el espacio intergaláctico que se cree causado en el Big-Bang; o que Europa, la luna helada de Júpiter, tiene una tenue atmósfera con oxígeno,… El rendimiento ha sido espectacular.

Sin duda, Hubble está aportando una mirada que poco a poco nos va desvelando un conocimiento que el ser humano lleva persiguiendo desde el principio de su existencia. Imagino que los primeros observadores del Sol, las primeras personas que concluyeron el ritmo del paso del tiempo y de las estaciones mirando las estrellas, debieron sentir algo similar a lo que siento hoy cuando miró hacia el cielo, sorprendiéndome a mi mismo una vez más, sobrecogido e impresionado por la belleza, pequeño por la inmensidad a la vez que siento una gran curiosidad al tener la certeza de que aún queda mucho más por descubrir. Gracias Hubble, por el espectáculo y por la información.

Fuentes e Información:

NASA

Agencia Espacial Europea

Web Europea para el Telescopio Espacial Hubble

Patrocinio:

Portal Inmobiliario www.spainhouses.net, Pisos y Casas en España